Follow by Email

martes, 6 de diciembre de 2011

Cómo empecé con este hobby

Nací en un pueblecito de Lugo, Trabada. Mi madre tenía la esperanza de que, al ser yo una niña, iba a poder enseñarme todas las manualidades con las que ella tan bien se manejaba. Pero he aquí que yo me decidí por pasar mis horas de la primera niñez en la fragua de mi abuelo, templando los hierros, cosa que me encantaba. Mi madre vivió varios años esperando que a mí se me pasase la afición, tan poco femenina por otro lado, y resulta que tuvo que llegar Doña Bibiana, en el colegio, en 3º de E.G.B. para que yo empezase con el ganchillo. Había hecho mis pinitos con las cadenetas pero aquello no me gustaba demasiado. Mi madre, con unos hilos de varios colores y Doña Bibiana con la realización de unos claveles a ganchillo consiguieron por fin aficionarme a una serie de manualidades que no he dejado de ampliar a lo largo de los años. Supongo que si ahora le preguntáis a mi madre os dirá que hago ganchillo más rápido que nadie, que domino el punto de cruz y que estoy empezando con el punto.
Pero me queda mucho por aprender y seguro que hay mucha gente dispuesta a compartir y a enseñar muchas de sus manualidades. Espero que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario