Follow by Email

domingo, 19 de febrero de 2012

Moda a ganchillo

Llevo ya unos días sin escribir. Me gustaría poder hacerlo más a menudo, pero esta semana ha sido intensa en el trabajo, y claro, cuando compaginas la casa, el trabajo y tu hobbie favorito, siempre hay alguno en el día a día que se ve perjudicado. Esta semana ha tocado al hobbie favorito. Con decir que no he cogido casi una aguja, aquellos que me conocéis sabréis que es porque me ha sido absolutamente imposible.

Hacía tiempo que quería escribir sobre la moda a ganchillo. Parece que no está mal visto el ganchillo para bebés, pero que en cuanto lo orientamos a mayores, parece que nos hemos colocado el mantel de la abuela. Nada más lejos de la realidad. Hay un montón de posibilidades, de hilos y de diseños que nos permiten ir a la moda y no que no parezca que nos hemos colocado nada antiguo.

Aquí tenéis alguno de mis trabajos.

1. Jersey de manga francesa y cuello barco. Trabajado todo con el mismo punto, bastante original, y en croché azul celeste (es un color que a mí me gusta bastante):

2. Chaqueta negra. Ideal para estar elegante en las noches de verano. Se combinan no solo diferentes puntos sino diferentes formas de unir las piezas para crear un conjunto que imita al encaje.

3. Diseño mucho más sencillo para acompañar con vaqueros por ejemplo. Aquí se utiliza siempre el mismo punto pero se combinan diferentes tonos de azul:

4. Cuando os hablaba de múltiples posibilidades con los hilos, tuve la suerte de encontrar un hilo con diferentes colores que combinaban a la perfección con un pantalón de verano color paja. Trabajando con prácticamente los puntos básicos, conseguí realizar un diseño sencillo y muy ponible. Este os prometo que no está sacado de ninguna revista:

5. Y por último por hoy... Me compré un vestido blanco y rojo para ir a una boda, con tirante fino. La boda era de noche y la posibilidad de que hiciese fresco, bastante importante. Los chales y pañuelos que encontraba no acababan de combinar con el vestido, así que, me acerqué al Gato Negro (en Madrid) y encontré un bonito hilo de seda rojo que iba a la perfección. Ahora solo faltaba hacerse un chal... El hilo de seda se maneja bastante mal, cualquier punto complicado no quedaba excesivamente bien, así que, opté por inventarme el diseño y el resultado quedó de lo mejor. Siento que la foto no ayude, pero no tengo una modelo a mano que lo luzca en todo su esplendor:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada