Follow by Email

sábado, 4 de febrero de 2012

Receta del bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevilla

Esta es una de esas recetas de cadena que llega a tus manos y que siendo gallega como soy, no deja de tener algo de "meiguería", pero tengo que decir que lo he probado y me ha sorprendido su sabor, está exquisito. Además, aunque requiere una elaboración de 10 días, no se hace nada duro porque es muy sencillo. Lo comparto con vosotros antes de hacer el nuevo porque como algunos me veis casi todos los días, así podré seguir extendiendo esta receta a través de vosotros.

La receta completa que ha llegado a mis manos dice:

Es una muy antigua forma de realizar un bizcocho y conocido era que la persona que le entregaba el vaso con la masa madre te deseaba suerte y salud.
Se requieren 10 días para su elabración sin usar batidora, ni frigorífico u otros aparatos modernos. La tradición dice que la masa madre te la tienen que dar y empezar la elaboración un jueves para que el bizcocho esté listo para el sábado de la siguiente semana.

Jueves: Se vierte el contenido del vaso entregado en un recipiente y se añade un vaso de azúcar y otro de harina. No se mezcla.

Viernes: Se mezcla con una cuchara (en algún blog he leído que debe ser de madera pero en la receta que yo tengo, no se indica nada).

Sábado: No se toca.

Domingo: No se toca.

Lunes: Se añade un vaso de azúcar, otro de leche y otro de harina. No se mezcla.

Martes: Se mezcla todo bien con una cuchara.

Miércoles: No se toca.

Jueves: No se toca.

Viernes: No se toca.

Sábado: Se apartan de la masa obtenida (masa madre) 3 vasos que se entregan a 3 personas, a las que les deseas suerte y salud.

Al resto de la masa se le añade:

- 2 vasos de harina
- 1 o 1/2 vaso de azúcar
- 1 vaso de aceite
- 1 vaso de leche
- 1 vaso de nueces o almendras picadas
- 1 vaso de pasas sin hueso enharinadas previamente
- 1 sobre de levadura
- 2 huevos enteros
- 1 manzana troceada
- 1 pizca de sal
- 1 pizca de canela
- 1 pizca de vainilla
- la ralladua de una naranja

Se mezcla todo con la cuchara y se mete al horno a 180º durante 40-45 minutos.

Ayer por fin me animé a poner en práctica esta receta. El sabor del bizcocho no se parece a ninguno que haya comido antes, está buenísimo. Aquí os dejo la prueba del antes, y del después... casi quedaron solo las miguillas:



3 comentarios:

  1. Tengo que recomendaros pinchar el bizcocho varias veces antes de sacarlo del horno. Los 45 minutos que indica la receta suelen ser bastante escasos y la cocción se acerca más a 1 hora y 15-20 minutos que a lo indicado. No obstante, si lo pincháis con una aguja, esperad a que salga seca antes de sacarlo del horno.

    ResponderEliminar
  2. Después de seguir la receta original durante varias semanas, hoy me he permitido improvisar y cambiar algunos ingredientes:
    - en lugar de pasas, he puesto plátano (troceado en cuadraditos, como la manzana).
    - en lugar de ralladura de naranja, he puesto ralladura de limón.

    Tengo que decir que la variación ha quedado bien, y que el bizcocho estaba muy rico también (¿nueces o almendras?, esta vez, ha tocado almendras).

    ResponderEliminar
  3. Sois muchos los que me habéis preguntado si la masa madre se puedo congelar. Pues la verdad es que no hay nada mejor que probarlo, así que, una de las veces que hice el bizcocho, congelé una parte. Sí, se puede congelar, pero hay que sacarla del congelador, no el día que empiezas a realizar la receta (es decir, jueves), sino el sábado anterior, que sería justo el día que reservarías la parte de masa madre para el siguiente bizcocho. Así las levaduras siguen haciendo su efecto de fermentación y el día que tendrías que empezar (jueves), la masa habrá crecido como hace habitualmente.

    ResponderEliminar